Virginidad y MiaLuna

Virginidad y MiaLuna

¿Puedo usar MiaLuna si soy virgen? Esta pregunta es una de las más recurrentes que recibimos día a día, por lo que a través de esta nota quisimos despejar todas sus dudas pidiendo la opinión profesional de nuestra matrona asesora Roxanna Gianini. Esto fue lo que nos dijo:

La virginidad es un concepto milenario y muy arraigado en nuestra sociedad, pero, ¿que significa realmente? ¿Significa tener o no himen, o no haber tenido relaciones sexuales?

Nosotras pensamos que la virginidad es una condición mental en la que cada una sabe si ya inició su actividad sexual y no necesariamente la presencia o no de una estructura o himen que te haga ser algo o alguien. Desde este punto de vista claro que puedes utilizar MiaLuna y en ningún caso dejarás de ser virgen, sólo debes atreverte y aprenderás muy rápido.

El himen es una membrana elástica que se encuentra cerca de la entrada de la vagina y que durante siglos ha sido utilizada para darle la categoría de “virgen o no” a una mujer desde un punto de vista físico. A través de nuestra historia se han construido una serie de mitos en torno a esto que han perdurado en el tiempo y que muchas veces generan inseguridades, falsas creencias y algunas veces daños.

El himen cuenta con un orificio natural por donde sale tu menstruación, no está cerrado completamente por razones obvias (existen hímenes imperforados pero son escasos), y existen muchas variantes en su forma, tabicados, microperforados, etc. La elasticidad del himen cambia de una mujer a otra y puede no romperse al tener relaciones sexuales, así como también existe la posibilidad de que se rompa al hacer algunas actividades deportivas, lo cual en ningún caso hace que dejes de ser “virgen”. Con MiaLuna tampoco dejarás de serlo, pero quizás sí pueda afectar la integridad de tu himen dependiendo de cual sea su elasticidad, por eso debes tomar una decisión informada de si quieres utilizarla o no.

 

¿Y qué sucede con las otras opciones para estos días: toallas higiénicas y tampones?

La ventaja de MiaLuna en relación a la toalla higiénica es que no se producen daños dermatológicos por el plástico o malla sec, que es motivo de consulta frecuente. MiaLuna no produce alergias ya que no contiene látex ni perfume y los genitales no están en contacto con el sangrado y toalla por tiempo prolongado. Además es ecológica, algo bastante importante en estos días, es una gran contribución al planeta.

En cuanto a los tampones, la ventaja de MiaLuna es que ésta no provoca arrastre de la flora vaginal, la cual nos protege de ciertas infecciones bacterianas y fúngicas al tener una superficie de contacto muy pequeña con la mucosa de ésta y funcionar como reservorio y no como absorvente. MiaLuna no está en contacto con el cuello como suele suceder con los tampones (dependiendo del largo de la vagina) y no deja restos de filamentos de algodón.

Es natural sentir miedo al usar por primera vez MiaLuna. Durante siglos se nos ha enseñado a no manipular nuestros genitales, asociándolo a malas conductas, lo cual se aleja considerablemente de la realidad, debes conocerte ante todo.

Uno de los grandes miedos al utilizar MiaLuna es el poco conocimiento de nuestros genitales y comienzan a aparecer dudas como: ¿y si mi MiaLuna se pierde dentro de mí? ¿Y si se cae o se filtra?

Nuestra vagina es una cavidad virtual y su límite interior es el cérvix o cuello del útero, el cual se encuentra cerrado, por lo tanto MiaLuna jamás irá más allá de ese límite, no lo olvides.

MiaLuna debe quedar en el tercio medio de nuestra vagina y sus pequeños orificios generan vacío, lo que permite que quede adherida a la mucosa vaginal, sin daño alguno, así que no se caerá.

Al principio puede pasar que se produzca una pequeña filtración ya que estarás aprendiendo a usarla. Pasarás por un periodo de “entrenamiento” en el que te recomendamos usar un protector diario para que monitorees si tu MiaLuna quedó bien puesta o no. Lo más probable es que al cabo de un par de días lo hagas perfecto!

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito